125 años de historia

Martí Cama y Prats, Palafrugell 1864-Reims 1914, fue el continuador de los negocios corcheros que su tío Francesc Prats había fundado en Reims en el año 1845. Creó un conjunto de fábricas entre las dos poblaciones que ocupaban 250 obreros. Presidió la Cámara Oficial de Comercio de España en París. Fue el inventor, junto con el Sr. Salleron, del tapón "GEMINUS", el primero que utilizaba cola para unir piezas de corcho para formar un tapón. A su muerte, heredó la empresa el Sr. Jaume Bonany, que dirigió la empresa de tapones de champagne. La fábrica de Palafrugell quedó en manos de su hijo Joan quien la gestionó hasta el estallido de la Guerra Civil. Al iniciarse después la Segunda Guerra Mundial hizo que la actividad bajara mucho. A la muerte de Jaume Bonany, el Sr. Josep Vigas y su hermano Miquel, hijos de Enric Vigas Casas iniciaron una pequeña fábrica de tapones de vino, hasta que su hermano Miquel decidió emigrar a Argentina donde inició la empresa La Corchera del Plata, vinculada a la de Palafrugell. El año 1950, Josep Vigas se casa con Maria Bonany, hija de Joan Bonany y deciden continuar el negocio en las instalaciones de Palafrugell, continuando así una empresa que había superado tres guerras. Los hijos de Josep Vigas y Maria Bonany, Enric y Joan empiezan a trabajar en la empresa hasta que al cabo de los años asumen la dirección. Hoy, también los nietos, Raul y Enric Vigas han empezado a trabajar para continuar la actividad de esta empresa familiar, convertida en una estirpe corchera.